Extractos de literatura de viaje

 

Número especial GLOBO “Caribe”

Lomas empinadas y la vez suaves y nemorosas, cubierto de cocoteros como en Hawai, se presenta la península de Samaná. Las carreteras suben llegando a pequeños pueblos encocorados, para después volver a descender, terminandose en las playas mas bonitas del país. Arenas finas, el mar turqui, la naturaleza colorida

y vistosa: Así se imagina el extranjero las islas de los Caribes. Un ambiente

tal exótico como tranquilo, pués el perfecto sueño paradisiaco.

 

“La República Dominicana”

Ewald M. Söller; un libro de viaje de la edición Barbara Rausch, Wetzlar – Alemania

 

El viaje en guagua sobre las pistas de muchas curvas es una verdadera aventura. Cocoteros, arbustos de café, árboles de plátanos y muchísimas otras plantas tropicales bordean la carretera. En Las Terrenas uno puede vivir la pura vida caribeña: Playas maravillosas y naturales, con cocoteros y sin gente.
Quien se diríge saliendo de Las Terrenas hacía el oeste encontrará mas playas maravillosas. Entre estas playas la Playa Bonita es un lugar especialmente bonito y tranquilo justamente para turistas que quieren relajarse y descansar.

Para buceadores Las Terrenas presenta condiciónes optímales y un mundo submarino fascinante. Un mundo submarino fascinando es garantizado.

 

“La República Dominicana”

Libro de viaje de Hildebrand; Karto + Grafik edición, Frankfurt – Alemania

 

Sin duda la península de Samaná pertenece a los lugares mas bonitos de toda la isla.

 

GEOSaison

La península de Samaná: Playas de arena con cocoteros, el mar azul, casas de color y lomas altas sobre cuales florece una vegetación tropical. La región la mas bonita para el turista individual. Las Terrenas: a la izquierda y a la derecha playas, playas, y mas playas…

 

SPIEGEL ONLINE

Junglas profundas, playas solitarias, saltos espectaculares – hay todavía paraísos intactos en la República Dominicana. Una de las regiónes mas bonitas de la República es la península de Samaná. El viaje hasta las playas de sueño es a vezes verdaderamente aventuroso. Con un choche 4x4 se va manejando sobre pistas pedregosos penetrando la jungla profunda... Pero cuando llega el momento en que los árboles se apartan y la vista se abre sobre la Playa Bonita: Los colores del mar, azul claro, turquesa luminoso y verde diáfano dejan a uno boca abierta…
(Manuel Meyer, dpa)